El Bosco

El Bosco (1450-1516)

El Bosco demostró que los métodos de la pintura, que habían evolucionado en el sentido de representar la realidad de manera más verosímil, podían volverse del revés, es decir, ofrecernos un reflejo de las cosas que nadie ha visto jamás. El Bosco se hizo famoso por sus representaciones del Infierno y sus moradores. Acaso no sea casual que, acabado el siglo, el melancólico rey Felipe II de España sintiera predileción por este artista al que tanto le preocupada la maldad humana.

Gombrich. E. H. (1997). La Historia del Arte. Phaidon, p.356.

Publicado por Thiago Barbosa

Thiago Barbosa tiene un máster en Educación, Arte e Historia de la cultura. Profesor especializado en Historia del Cine por la PUC-SP y Edición Cinematográfica por el Museu da Imagem e do Som (MIS) de São Paulo. Ha dirigido el documental Mulher Artesã Brasileira (2013), expuesto en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York. En 2017 recibió la Medalla Conmemorativa del Año de Josep Puig i Cadafalch y la Medalla de la Federación Catalana de Fotografía (FCF) por una colección de cinco fotografías. Actualmente se dedica a la producción y gestión de contenidos en las redes sociales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: