Edgar Degas

Una pintura requiere un poco de misterio, algunas imprecisiones y fantasías.

Edgar Degas (1834-1917)

Degas era algo mayor que Monet y Renoir; perteneció a la generación de Manet y, como él, se mantuvo un tanto apartado del grupo impresionista, aunque simpatizó con la mayoría de sus propósitos. Degas se interesó apasionadamente por el diseño y el dibujo- sintió gran admiración por Ingres-, y en sus retratos quiso plasmar la impresión del espacio y la solidez de las formas vistas desde los ángulos más insospechados. Por ese motivo le gustó ir a buscar sus temas en los ballets más que en la naturaleza. Observando los ensayos, Degas tuvo ocasión de ver cuerpos en todas las actitudes y desde todos los ángulos. Mirando el escenario desde arriba, veía a las chicas danzar, o descansar, y estudió los escorzos difíciles y los efectos de la luz de las candilejas en el modelado de la forma humana.

Gombrich. E. H. (1997). La Historia del Arte. Phaidon, p.526.

El Bosco

El Bosco (1450-1516)

El Bosco demostró que los métodos de la pintura, que habían evolucionado en el sentido de representar la realidad de manera más verosímil, podían volverse del revés, es decir, ofrecernos un reflejo de las cosas que nadie ha visto jamás. El Bosco se hizo famoso por sus representaciones del Infierno y sus moradores. Acaso no sea casual que, acabado el siglo, el melancólico rey Felipe II de España sintiera predileción por este artista al que tanto le preocupada la maldad humana.

Gombrich. E. H. (1997). La Historia del Arte. Phaidon, p.356.

Jan van Eyck

“Hago lo que puedo”

Jan van Eyck (1390-1441)

Pero no fue un escultor quien llevó a su término, en el norte, la conquista de la realidad: el artista cuyos descubrimientos revolucionarios se dirigieron desde un principio a representar algo enteramente nuevo fue el pintor Jan van Eyck (1390-1441). Para llevar a cabo su propósito de sostener el espejo de la realidad en todos sus detalles, Van Eyck tuvo que perfeccionar la técnica de la pintura. Fue el inventor de la pintura al óleo. Existieron distintas técnicas; durante toda la Edad Media, el principal ingrediente líquido había sido el huevo, que daba excelentes resultados, pero que tenía el inconveniente de secarse muy deprisa. El procedimiento de pintar con colores preparados de ese modo se denominó témpera. Parece ser que a Jan van Eyck no le convencía esa fórmula, porque no le permitía conseguir transiciones suaves fundiendo unos colores con otros. Y pensó que, sustituyendo el huevo por aceite, podría trabajar mucho más despacio y con mayor exactitud; hacer colores transparentes para aplicarlos por capas; realzar las partes más luminosas con el pincel afilado y conseguir esos milagros de exactitud que asombraron a sus contemporáneos y que condujeron a una rápida aceptación de la pintura al óleo como el más adecuado vehículo del color.

Gombrich. E. H. (1997). La Historia del Arte. Phaidon, p.240.

Peter Paul Rubens

“Mi pasión viene de los cielos y no de reflexiones terrenales.”

Peter Paul Rubens (1577-1640)

La combinación de sus dotes inigualables en la creación de grandes composiciones en color con su capacidad de infundirles una tumultuosa energía es lo que aseguró a Rubens una fama y un éxito de los que jamás había disfrutado ningún artista anterior. Su arte fue tan eminentemente propicio para acrecentar la pompa y el esplendor de los palacios, y para exaltar a los poderosos del mundo, que gozó de una especie de monopolio dentro de la esfera en que se movió.

Gombrich. E. H. (1997). La Historia del Arte. Phaidon, p.400-401.

Gustav Klimt

“El arte es una línea alrededor de tus pensamientos.”

Gustav Klimt (1862-1918)

La crítica considera unánimemente a Gustav Klimt el más deslumbrante artista del modernismo vienés. En tanto que figura central de la vida artística y social de Viena recibió en vida numerosos homenajes, pero también fue víctima a menudo de un vehemente rechazo por tratar en sus cuadros cuestiones tabú de la sexualidad y la muerte.

Schurian, W. (2019). Arte Moderno. Taschen, p.106.

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora